Uno de los principales problemas que aparecen a la hora de decidirse por eliminar termitas en Tarragona es confundir a estos animales con las hormigas.

Tanto las termitas como las hormigas carpinteras crean enjambres cuando llega la hora del apareamiento, y ambas son conocidas por causar daños en la madera y grandes estragos en nuestro hogar. Así que no es de extrañar que sean fácilmente confundidas. Aun así, es importante que aprendas a diferenciarlas, ya que necesitas saber a qué te estás enfrentando si estás pensando en eliminar termitas en Tarragona o alguna otra plaga.

En este caso, echarle un vistazo de cerca al insecto te dará una rápida respuesta a tus dudas. Las termitas y las hormigas pueden parecer similares en la lejanía, pero encontrarás una buena cantidad de diferencias físicas que resolverán esta incertidumbre y te permitirán abordarlas.

Forma del cuerpo: las termitas no tienen cintura, su forma es más rectangular a diferencia de las hormigas, que sí tienen una cintura estrecha y definida.

Antenas: las antenas de las termitas son rectas y tienen apariencia de cadena de perlas, mientras que las de las hormigas tienen una forma redondeada como un codo.

Ojos: las hormigas tienen dos ojos compuestos grandes, mientras que las termitas, básicamente, no tienen ojos.

Alas: ambos insectos disponen de dos pares de alas y es una de las mejores formas de diferenciarlas. Las alas de las termitas son más largas que su propio cuerpo y tienen la misma longitud. En el caso de las hormigas carpinteras, sus alas traseras son más cortas que las delanteras y proporcionales a su cuerpo.

Ahora que ya sabes diferenciar a las termitas y las hormigas te será más fácil identificar una plaga en casa. Si aún necesitas ayuda, recuerda que en Sunet Plagas estaremos encantados de echarte una mano.